Amor en cada centímetro.

¡Hola!

Empezamos el año con propósitos variados y uno de ellos es regalar amor, y compartir con ustedes el animo que se vive en mi experiencia de porteo como mamá de Benjamín. Quiero comenzar diciendo que no fue fácil al inicio, los factores que me frustraban eran intensos, recuerdo algunos como:

  • Falta de apoyo.
  • Crianza pro-desapego (esa que la gente grande aconseja).
  • Experiencia en el tema (beneficios a largo y corto plazo).
  • Falta de un fular de acuerdo a mis necesidades.

El no saber los beneficios simplemente me paralizo y eso me llevo a no pasar de la etapa del intento, te pierdes la oportunidad de sentir tranquilidad, pues no me era posible completar el objetivo de calmar a mi bebé cerca de mi. En fin, eso gracias al la vida se termino a los 3 meses de Benjamín y pude ver la luz. El conocimiento te abre esa puerta y el apoyo de los que te rodean aporta más claridad.

Esto ha cambiado, ahora tengo un súper apoyo, papá es el primero en querer llevar pegadito a Benjamín; soy más firme con la crianza que llevamos como familia; amar con palabras y acciones. Beneficios que merecen su lugar aparte, y además que hay un sin numero de mujeres expertas que hablan de ello. 

Quiero hablar de mi fular color lila, Mamidelaloma. 
Mi experiencia favorita comienza desde la llegada del regalo, porque realmente se siente más que un accesorio para bebé. 
La fundadora de Mamidelaloma María Elena Vargas, fue muy atenta para hacer llegar el fular, se tomó el tiempo para escuchar lo que buscaba y le sumó tiempo extra para traer el paquete a casa. Algunas de mis impresiones:

  • Limpieza en la tela y envoltura (usó caja de cartón, cero funda plástica).
  • Suavidad en cada centímetro.
  • Tarjeta con instructivo para un amarre de cruz envuelta.
  • Tarjeta con descripción de beneficios (herramienta para estudiar y defender tu porteo).
  • Amarre seguro.
  • Fácil de lavar y secar.

Busco expresar lo importante y valioso de llevar el porteo en tu vida, tu y el bebé llegan a niveles altos de amor, de confianza, seguridad y diversión. Eso es el apego sincero, es vivir conscientes y agradecidos con la vida aquí en la Mamita Tierra.

Puedes usarlo para ir al súper, al mercado grande de la ciudad, para estar en casa pasando una tarde difícil (me pasa cuando estoy barriendo y quiere amor), también lo llevamos a las hermosas montañas de República Dominicana, parques y ríos.

¡Te esperamos en los comentarios!

Un abrazo, con el corazón en la tierra y a caminar.

Deja un comentario