Tu creces y yo lo hago contigo.

Llevar a mi hijo junto a mi pecho me habla de confianza. Corazones que hablan entre sí, se escuchan, aprenden, se sienten seguros uno del otro.

Me habla de tiempo necesario, lleno de calor y cercanía. No te dejo sólo, aquí estoy contigo. Te veo crecer en todo detalle.

Miro hacia abajo y ahí te veo observando hasta los más mínimos detalles de luz y color; otras veces te veo dormir, tranquilo, apenas te mueves, no te espantas, como quien está totalmente seguro; como si toda la vida se detuviera en el mundo y solo existiera un corazón que late y un cuerpo para abrazar y sentir.

Portear a bebé Benjamín es todo un reto, es toda una maravilla. Llevarlo conmigo me muestra un mundo alternativo, nuevas posibilidades, la mayor parte olvidadas y que se revelan desde lo pequeño:

Ante un mundo que desecha, extermina y rechaza, un mundo que acoge toda la vida en todas sus asperezas y bondades.

Ante un mundo que huye a los compromisos, un mundo que se hace responsable a cada momento y brinda respuestas.

Ante un mundo que maltrata, un mundo que atiende y cuida, impulsado por un cariño intenso.

Ante un mundo que grita, un mundo hecho de testimonio, silencio y diálogo oportuno.

Ante un mundo que vive preso del «no tengo tiempo», un mundo que brinda a cada cosa su espacio. Que no se rinde ante el cansancio, para el que siempre hay momentos de juego, de risas, para hablar y escuchar, para caminar.

Ante un mundo «adulto», un mundo inocente, que admira y cuestiona.

y es que el pequeño estrena todo, le impresiona la vida que se ve y se escucha, que se queda quieta y canta.

Ante un mundo que solo habla y escribe, un mundo que se involucra, se hace testimonio, habla desde la práctica.

Ante un mundo que no se detiene, un mundo que contempla y admira, siente y ve crecer. Un mundo que se sigue sintiendo en camino.

Este mundo hecho de personas, de naturaleza, de creatividad y de vida.

Lo pequeño me abre la conciencia a la vida en todo su esplendor.

Tu creces y yo lo hago contigo; me muestras un mundo cada día nuevo, maravillas insospechadas por un adulto que olvida poco a poco gozarse de todo lo que le rodea.

Llevar a Benjamín conmigo es un placer; magia de la que no quiero perderme. Le acompaño todos los días, para que no se me escape ningún detalle de su despertar a la vida.

Un abrazo, con el corazón en la tierra y a caminar.


18 respuestas a “Tu creces y yo lo hago contigo.”

  1. Dios es fiel y verdadero y su verdad, se redescubre en actos que parecen magico porque ante lo rústico y ordinario de la vida, se ha perdido la capacidad de asombro y contemplación, medios por los cuales entramos en eso que les llaman magia y no, realmente lo perenne de la vida, lo que reconforta, levanta y te impulsa a continuar! Dios les bendigas! Excelente modo de expresión de la vida plena! Un principio o razón por la que vinimos a esta Tierra: Multiplicad y llenad la Tierra!!Aleluya!

    1. ¡ Vivamos ésta hermosa Tierra !

  2. Muy bien, Dios siempre este con ustedes para cada paso que den, sean guiados por Él.

    1. Gracias Soribel
      un abrazo, sigamos aprendiendo juntas

  3. Dios continue guiandolos en todos sus prollectos muchas Bendiciones

    1. Gracias, sigan con nosotros
      un abrazo 😉

  4. Muy profundo el pensamiento sobre crecer contigo, ustedes me enseñan algo nuevo

    1. Gracias, sigamos aprendiendo juntos
      tus comentarios y dudas nos ayudan mucho

  5. Dios siempre bendiga esa familia. 🙏🙏

  6. Que hermoso 😌Dios le bendiga siempre 🙏🏻

    1. Gracias cariño un abrazo

  7. Muy lindo todo exelente enseñanza felicidades

  8. Que hermoso es disfrutar cada detalle de nuestros pequeños ,es necesario y a la vez sastifactorio para nosotros y para ellos ,creo que lo más cercano a Dios es el amor por nuestros hijos . Ser madre no lo cambio por nada que exista y pueda existir en este mundo.

    1. Cariño mirar y hacer silencio por un momento es necesario para contemplar su vida
      Ser MADRE es lo mejor gracias
      un abrazo

  9. Que bendición poder estar en cada momento de la vida de nuestros hijos!

    1. Gracias que linda deseo que sigas viviendo esa experiencia. Tu visita y tu comentario son impulso para el proyecto.

Deja un comentario